En primer lugar por convencimiento. En el año 2014 tras la visita a la Feria Biocultura Madrid se produce una catársis personal y nos damos cuenta de los beneficios de los productos ecológicos. Es un descubrimiento que nos devuelve a la naturaleza, a los olores, sabores y sonidos que permanecían en nuestro más profundo subconsciente. Sensaciones aletargadas y que nos impulsan a desarrollar y ofrecer al bebé del siglo XXI el cuidado de épocas pretéritas. La sutileza de los aceites esenciales y todo ello con la mayor calidad.

Esa calidad que tienen los productos ecológicos viene avalada por el sello Bio.inspecta, que nos califica como nivel 1, lo cual implica que más del 90% de los ingredientes que conforman nuestra linea de cosmética provienen de productos ecológicos. Este viene de la mano del grupo Biovidasana que promueve los productos que en su elaboración son respetuosos con el medio ambiente.