En la composición no utilizamos parafinas ni otros derivados del petróleo que pueden taponar los poros de la sensible piel del bebé y evitar que ésta respire. Además las sustancias y aceites esenciales son más afines a la composición de la piel por lo que se absorben de un modo más intenso y por ello se aprovechan mejor sus propiedades. Esto conlleva que no sea necesario aportar mucha cantidad de producto.

Están libres de efectos secundarios sobre la delicada piel del bebé (salvo en casos excepcionales)